Instrumentos de medición básicos que necesita todo homebrewer.

Así como un cocinero utiliza en su tarea diaria determinados instrumentos para pesar los ingredientes que usa y controlar los tiempos y las temperaturas de sus preparaciones; un buen homebrewer también necesita sus herramientas de medición, algunas son las mismas que se aplican en la cocina y otras son específicas de la cerveza artesanal.

Temperatura:

Termómetro de vidrio

Para medir la temperatura del agua, del mash y del mosto usaremos por supuesto un termómetro. En nuestro caso, para cerveza artesanal, necesitaremos uno que pueda medir temperaturas de más de 100ºc ya que el mosto puede sobrepasar ese rango cuando está en ebullición.

Termómetro digital.

Existe una gran variedad de termómetros entre los que podemos elegir el que más se ajuste a nuestras necesidades y forma de trabajo. Hay termómetros de vidrio (los clásicos de siempre), termómetros digitales, de sonda, los hay que se colocan fijos en la olla de cocción, incluso hay modelos super geek con bluetooth para monitorear la medición desde una app del celular.

 


Densidad:

Probeta y densímetro.

Cada receta de cerveza artesanal requiere una determinada densidad inicial; por lo tanto es fundamental conocer la densidad del mosto que obtenemos al elaborar nuestra cerveza artesanal. Para medir la densidad de nuestro mosto vamos a necesitar un densímetro (que mide la gravedad específica de los líquidos).

Probeta con mosto y densímetro.

El funcionamiento es el siguiente: colocamos una muestra de mosto en la probeta (la muestra debe estar a la temperatura a la que viene calibrado el densímetro, por lo general 20ºc). Luego colocamos el densímetro dentro de la probeta y leemos la densidad en la escala impresa en el vástago.

 

Refractómetro.

También podemos medir la densidad utilizando un refractómetro. Este instrumento mide el índice de refracción del mosto, la medida se expresa en Brix, lo que luego se puede convertir a ºPlato o a gravedad específica por medio de ecuaciones matemáticas sencillas (también hay disponibles calculadoras online que realizan la conversión).

Lectura del refractómetro.

 

El funcionamiento es el siguiente: se colocan unas gotas de mosto sobre el prisma del refractómetro, bajamos la cubierta plástica y miramos por el ocular hacia una fuente de luz. Podremos ver una escala con una zona de color azul y una zona blanca, el límite entre ambas es la medida que debemos leer.

 

 

 


Pesar los insumos.

Jarra medidora.

Si bien para medir algunos ingredientes como el azúcar (por ejemplo para cebar la cerveza al embotellar) podemos usar un vaso medidor o jarra medidora de cocina, éstos no ofrecen una precisión adecuada, ya que se basan en el volúmen y no en el peso, lo que puede dar lugar a errores importantes.

 

Balanza digital.

 

 

Para pesar ingredientes como lúpulo, azucar y demás, lo más adecuado es usar una balanza con incrementos de un décimo de gramo (0.1 gr.). De ésta manera nos aseguramos una precisión más que aceptable para elaborar nuestra cerveza artesanal.

Lo mas recomendable es que tengamos a disposición una balanza digital, que si bien no es imprescindible para nuestros primeros batch de cerveza artesanal, ciertamente nos facilitará mucho el trabajo.


 

¿Te gustó lo que viste? ¡Compártelo!

Únete a la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *