First Wort Hop.

Sabemos que un ingrediente fundamental en la cerveza es el lúpulo. También es sabido que se puede incorporar a la mezcla en diferentes momentos, lo que dará a nuestra cerveza artesanal distintas combinaciones de amargor, sabor y aroma.

En esta oportunidad vamos a hablar sobre Adición Temprana de Lúpulo (conocida también como First Wort Hop). Esto se refiere a la porción de lúpulo destinada a brindar su amargor a la cerveza artesanal.

Llenando la olla de hervor que ya tiene el lúpulo.

Podemos resumir esta técnica diciendo que el lúpulo destinado a dar amargor se incorpora al mosto mientras se va llenando la olla de cocción, a temperatura de lavado. Como resultado, el amargor es menos áspero, sin restar IBU’s; y además el aumento gradual de la temperatura influye en las reacciones que extraen el sabor, por lo que también la adición temprana colabora en éste sentido.

La adición temprana incrementará el amargor de nuestra cerveza artesanal por dos motivos: Primero, porque los ácidos alfa comienzan a isomerizarse a partir de los 80ºc, ahí ya tenemos unos cuantos minutos más isomerizando AA que si añadimos el lúpulo al romper el hervor. Por otra parte, la adición temprana producirá una reducción del ph del mosto, lo cual mejora la isomerización de ácidos alfa de las adiciones posteriores.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que ésta técnica también, repercute de manera favorable en el  sabor y aroma de nuestra cerveza artesanal. Esto se debe a que mientras el mosto se encuentra dentro del rango entre 60ºc y 80ºc, los aceites esenciales que contiene el lúpulo reaccionan de tal manera que luego, en la etapa de más de 80ºc y la ebullición, no se degradan por completo, dejando algo de su aporte de sabor y aroma (que se sumarán a las adiciones posteriores que se hagan cerca del fin de la cocción).

Cabe agregar que First Wort Hop es un método recomendado tanto para cervezas artesanales altas en IBU’s como para aquellas con menor intensidad en cuanto a amargor.

Distintos estilos de cerveza.

En las cervezas menos lupuladas, donde se aprecia un equilibrio entre la malta y el lúpulo, utilizar FWH brindará mayor complejidad en cuanto a sabores y aromas; en tanto que en cervezas más potentes en contenido de IBU’s ésta técnica va a redundar en un amargor más redondo, más agradable al paladar.

¿Te gustó lo que viste? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *